que es el coaching

La palabra Coaching se traduce del inglés como “Entrenamiento” y es justo eso, un proceso de coaching es un proceso en el que el coachee es guiado por un coach para lograr diferentes objetivos o mejorar algunos aspectos de su vida.

Para que un proceso de coaching exista se necesitan como mínimo dos elementos, ya que un coach no puede ayudar a nadie que no quiera ser ayudado, es por esto, que para que el coaching funcione es necesario que en la ecuación existan mínimo dos elementos: el coach y su coachee.

En el proceso de coaching, el coachee debe definir qué quiere lograr o qué aspecto de su vida desea mejorar, mientras que el coach se va a comprometer en ayudarle a lograrlo y en la medida que el proceso avance, el coachee irá descubriendo cosas de su ser que le ayudarán en diversas áreas de su vida, no solamente en esa específica que desea mejorar o el objetivo que desee alcanzar.

Los límites en el Coaching

limites en el coaching

Todos contamos con un sistema de creencias que bien hemos adoptado desde pequeños por herencias familiares o por decisión propia.

Cuando hablamos de límites en el Coaching nos referimos a esas barreras mentales que nos impiden lograr cosas o siemplemente historias que nos contamos y que sólo sirven de freno para nuestros logros.

Lo curioso es que, los límites siempre van a existir, pero un proceso de coaching ontológico ayuda a que expandas esos límites de manera tal que dentro de tu sistema de creencias empiecen a «caber» ciertas cosas que antes dabas por sentado imposible.

Un ejemplo de esto es pensar que por ejemplo, no puedes aprender un idioma porque eres un adulto o por cualquier otra cosa que te cuentes, entonces el Coach interviene, te ayuda a ver las posibilidades de lograrlo y si tienes el compromiso y el rigor suficiente será sólo cuestión de tiempo para que no hables uno sino varios idiomas, porque en el momento en el que descubres que es posible entonces te fijas otro objetivo y sigues mejorando ese aspecto de tu vida.

Los límites «heredados» no son más que historias que nos contaba algún familiar sobre nosotros mismos para evitar que hiciéramos algo y en otros casos pueden ser patrones que ese familiar a su vez heredó de otro y al ver hacia atrás es una cadena o un patrón.

El Coaching Ontológico

El coaching ontológico como ya hemos dicho, genera procesos en el individuo que le ayuda a descubrir las diferentes formas de ser que puede utilizar para generar los resultados que se propone y atravesar los límites de su sistema de creencias.

Basta con ver a un niño pequeño, si no se le prohíbe hacer algo entonces quizás genere una destreza o un talento, pero si por el contrario no se le permite, entonces crecerá pensando que no lo podrá hacer y entonces se limita a no hacerlo, el Coach Ontológico le ayudará a tomar la conciencia necesaria para vencer ese límite impuesto y podrá ampliar sus destrezas o habilidades, aunque en el fondo siempre lo pudo hacer, no es hasta que se le muestra la posibilidad y se le sostiene en el camino para que lo logre.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

3 Comments

Leave a Reply