porque hacer coaching

La respuesta a esta pregunta para quienes hemos atravesado procesos de coaching es muy simple: se trata de ver qué hay al otro lado de nuestros temores, de crecer, de ver todas las oportunidades que nos hemos perdido y aprender de esto para que no suceda de nuevo, es la oportunidad perfecta para conocerse, aceptarse y aprender de sí mismo.

Ahora lo duro: NADIE necesita hacer coaching, todos somos perfectos y todos tenemos la capacidad de lograr lo que nos propongamos, pero seamos sinceros, si no hemos logrado un objetivo de vida y tenemos la oportunidad de descubrir por qué, entonces obviamente valdrá la pena aventurarse en este viaje y dejarse guiar por alguien que estará dispuesto a comerse las verdes y las maduras contigo, pero que estará complacido y feliz de lograr que alcances tu propósito, sea el que sea y cueste lo que le cueste.

¿Por qué hacer coaching?

Por qué hacer coaching

Si luego de leer el párrafo anterior te sigues preguntando ¿Por qué hacer coaching?, entonces te comentamos algo: tener un porqué al inicio de un proceso de coaching, no necesariamente implica que al final del mismo se mantenga y la razón es muy simple, resulta que a medida que el individuo toma consciencia empieza a ampliar su sistema de creencias y lo que parecía muy difícil al inicio pasço a ser un objetivo simple.

Otro motivo por el que hacer coaching, es que indiscutiblemente obtendrás un crecimiento personal, así como el fortalecimiento de algunas destrezas conocidas y serás capaz de descubrir otras.

Al hacer un proceso de coaching también podras identificar tanto en el Coach como en cualquier compañero de proceso un sinnúmero de formas de ser que te aportarán en el desarrollo de tu proceso personal.

Descubre tus límites

En todo proceso de coaching personal, el coach, va a trabajar para demostrarte de qué forma te estas limitando, ya que todos tenemos un sistema de creencias con el que hemos crecido.

Muchas de nuestras creencias han sido impuestas por familiares, amigos o experiencias en la vida, otorgándole un «peso» emocional que nos frena para realizar alguna tarea que quizás a su vez, esa tarea, puede ser una oportunidad para catapultarnos hacia el éxito.

Si necesitas un motivo más para saber porqué hacer coaching, entonces te invitamos a que descubras tus límites y te atrevas a ampliar tu sistema de creencias.

En la medida que amplias tus límites, tu sistema de creencias crece y esto a su vez te permite ampliar tus habilidades o formas de ser para lograr objetivos personales, esto es una herramienta poderosa en el crecimiento de cualquier individuo.

Un ejemplo claro de esto es quizás un miedo que domine tu vida, es muy posible que ese miedo haya aparecido porque alguien en tu infancia te dijo que «no puedes hacer eso» y no te atreviste a hacerlo por respeto o simplemente por confiar en esa persona, pero, quizás en otro momento te dijeron «no puedes hacerlo» pero a pesar de eso fuiste, lo hiciste, te llevaste un golpe que a su vez te regaló un aprendizaje y hoy sabes que en efecto sí lo podías hacer y puedes elegir si lo haces nuevamente o no, pero sabes que eres capaz de lograrlo, así como también las consecuencias.

El coach, te va animar a superar esas barreras mentales, siempre y cuando estés comprometido a hacerlo, quizás no sea fácil, quizás duela, pero cuando atravieses eso que te limita y puedas ver lo que hay del otro lado, créeme que vas a querer ir por más cada vez y seguir expandiendo tu sistema de creencias para crecer en el sentido que así desees.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Leave a Reply